Alarmas infantiles para supervisar a tu hijo

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Padres. Vaya palabra de peso. Todos en un comienzo podemos tener nuestro mundo de cabeza cuando comenzamos esta etapa que jamás llegará a su fin, pero con el pasar del tiempo las cosas van mejorando y nos vamos forjando como padres, vamos aprendiendo de nuestros errores y hacemos todo lo posible para criar a nuestros hijos de forma tal que crezcan sanos, fuertes e inteligentes.

Pero cuando están en la adolescencia y les da por ser rebeldes tenemos que buscar la manera de canalizar y controlar a ese chaval que nos está dando tantos dolores de cabeza. Buscar nuestra tranquilidad mental y la seguridad de nuestros hijos es una tarea que requiere de decisiones extremas como instalar una alarma sonora infantil.

Consulta a un psicólogo

Es normal que a ciertos adultos les cueste hablar de sus problemas personales con todo el mundo y es lo mismo que podría sucederle a tu hijo, solo que con la persona con quien menos desearía charlar sobre su vida es contigo.

Por lo tanto, lo mejor es que no seas cerrado de mente y pienses que un psicólogo es para la gente que está loca. Un psicólogo es alguien buscará dentro de la psiquis de tu hijo el porqué de esa actitud rebelde y te explicará qué puedes hacer para acercarte a él y tener una comunicación asertiva. Es recomendable que tanto tú como tu pareja también se asesoren con el psicólogo, ya que podrían estar cometiendo fallas que en vez de mejorar, empeoran la situación.

Alarma sonora Infantil

Aunque parezca una decisión un poco extrema, debes pensar que una medida drástica a tiempo podría evitar que tu hijo se convierta en un ser humano sin valores, irrespetuoso, alcohólico o drogadicto. No es cuestión de ser unos padres controladores que repriman a sus hijos, y que no les den ciertas libertades, pero deben recordar que los extremos son malos: si eres muy permisivo las cosas se te saldrán de las manos y si eres represivo puede suceder lo mismo.

Sin embargo, a veces puede suceder que aunque hayamos criado bien y le hayamos dedicado todo el amor y el tiempo posible, uno de nuestros hijos comience a ser más rebelde de lo normal y necesitemos instalar una alarma  en casa para evitar que se escapen a altas horas de la noche sin que nos demos cuenta. La función de este aparato será avisarnos cada vez que nuestro hijo quiera irse de farra sin antes tener nuestro consentimiento.

Estas son medidas que podemos tomar si vemos que la situación se está saliendo de nuestro control y no sabemos qué hacer; pero primero, antes contactar a una empresa de sistemas de seguridad para tu inmueble y así  evitar los escapes nocturnos y no por pensar en la seguridad de tu hogar, ten en cuenta que tal vez, lo que le hizo falta a nuestro hijo fue haber compartido más tiempo con nosotros y haber acudido a tiempo a un psicólogo que canalizara las angustias por las que pudiera estar pasando.